Back to top

Heretat de Valiente. Manuel. 1983

19-09-198325-09-1983
Se abrió una zanja de cuatro metros por uno, en la parte adyacente al camino y junto a un bancal, que se denominó Sondeo 1, y que ofreció una potencia de noventa centímetros de tierra de relleno para las labores agrícolas, de color castaño y con escasos fragmentos de cerámica ibérica (...).
Por debajo de esta capa de tierra removida y a una profundidad media de un metro apareció una hilada de piedras en dirección noroeste-sureste, que parecía formar un muro asentado sobre la roca del terreno, que era muy blanda y de color blanquecino. Este segundo estrato era de tierra rojiza, presentó una potencia de unos quince centímetros y en él los materiales fueron más abundantes, pero de iguales características que los de la capa anterior. Con la finalidad de seguir investigando este posible muro, se abrieron otras dos catas, denominadas Sondeo Ill y Sondeo V, el primero en la parte de levante y el segundo en la de poniente (...).
Las conclusiones a que llegó la excavadora doña Consuelo Mata Parreño a la vista de estos resultados fue la siguiente: El yacimiento de la «Heretat de Valiente» se encuentra en bastante mal estado de conservación, tanto a consecuencia de las obras que se estaban realizando para la instalación de una granja, que lo han destruido en una mitad, como por las labores agrícolas que ocuparon durante muchísimos años toda su extensión. No obstante, es evidente que hubo un poblado, del que quedan restos arquitectónicos y un lote interesante de cerámicas. La presencia de fragmentos de vasos áticos de barniz negro y del ánfora del tipo Mañá E, así como por la piedra de molino, permiten fechar el yacimiento entre los siglos IV y III a. de C., sin que, por el momento, hayan aparecido restos posteriores a esta última fecha.

(La labor del Servicio de Investigación Prehistórica y su Museo en el pasado año 1983, pp. 63-65).
Back to top